Translate

14/4/17

Endivias a la plancha con tartar de manzana

Las endivias o endibias, que de los dos modos se puede escribir, son plantas relacionadas con la achicoria, pero menos amargas, son de la familia de las compuestas bla, bla, bla y eso que no viene al caso ¿verdad?
El caso es que son muy beneficiosas para el tránsito intestinal (¡qué fino queda eso!). Son ricas en fibra y en mucílagos, algo que ayuda a la mucosa intestinal, previniendo de muchos problemas, como gases, inflamación intestinal, estreñimiento... Su alto contenido en agua, hasta un 94%, la hace ideal para las dietas de adelgazamiento.
También son buenas para reducir el colesterol y prevenir la arteriosclerosis.
También aporta betacarotenos y minerales como el calcio y el magnesio.
En definitiva, un superalimento.

Te habrán contado, si no las has comido nunca, que amargan mucho. Es cierto en parte. Trata de comprar endivias lo más blancas posible. Las endivias se cultivan tapadas para que no se pongan verdes, ya que si eso pasa, amargan mucho.
En esta ocasión te voy a explicar una receta sencilla y creativa, para sorprender con un entrante de fiesta muy saludable.

Si hay veganos a la mesa, puedes cambiar la miel por stevia líquida o algún otro edulcorante vegetal.



Ingredientes para 2 persona:

4 endivias frescas
1 manzana
Zumo de medio limón
Aceite de oliva virgen extra D.O. Monterrubio
20 almendras naturales peladas
Perejil fresco picado
Sal fina
Pimienta blanca molida

Para la vinagreta de mostaza:
1 cucharada de mostaza Dijon
1 cucharada de vinagre de manzana
1 cucharadita de miel D.O. Villuercas-Ibores
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra D.O. Monterrubio
Unos granos de mostaza fresca (opcional)

Preparación:

Empieza por la vinagreta.
Mezcla en un bol el zumo de limón, la mostaza y el vinagre.
Emulsiona bien, que quede homogéneo.
Añade poco a poco el aceite, sin dejar de batir. Puedes batir con una cuchara, de forma envolvente. Te tiene que quedar una crema bien ligada.
Tápalo y reserva.
Pela la manzana, descorazónala y pícala en macedonia de medio centímetro más o menos, es decir, en dados pequeñitos.
Deposítala en otro bol e inmediatamente ríégala con el zumo de limón, para evitar que se oxide.
Incorpora un chorrito de aceite. Reserva.
Calienta la plancha de asar untada de aceite.
Corta las endivias en dos mitades a lo largo.
Con cuidado de que no se te desmonten, dóralas ligeramente por ambos lados y salpimenta.
Emplata poniendo sobre las endivias el tartar de manzana. 
Cubre ligeramente con la vinagreta y termina con unas almendras troceadas, semillas de mostaza y perejil fresco picado.

Y ahora dirá alguien que eso de tartar de manzana no es correcto. Cierto. El tartar es de carne o pescado crudo marinado. Pero la receta no es mía, salvo alguna variación, y ya tenía ese nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.